RELACIONES DE PAREJA

La Comunicación

La comunicación es quizás el pilar más importante en los que se fundamenta la relación de pareja. Es a través de una buena comunicación que podremos conocernos, comprendernos y amarnos. Sin embargo, cada persona construye su realidad en base a su experiencia y sus vivencias personales, por lo que las relaciones son complejas por naturaleza. Así pues, ¿cómo darnos cuenta en que aspectos debemos mejorar la comunicación con nuestra pareja?

¿Cuáles son los indicadores de una comunicación deficiente?

Hay una serie de miedos que impiden una buena comunicación. No saber qué decirle a tu pareja por creer que no tienes nada importante que expresar o creer que dirás algo que despertará su burla. Tener miedo a que el tema a tratar de pie a una discusión y eso te inhiba a la hora de comunicarte. Sentir que no se sabe expresar pensamientos y sentimientos en la forma adecuada. No decir lo que se piensa por creer que tu pareja no te escuchará de verdad, o no te comprenderá.

Que podemos hacer para mejorar la comunicación en la pareja:

En primer lugar, no ver a nuestra pareja como alguien que cubre una parte de nuestras necesidades y poder ver “al otro” en su totalidad, como el ser humano que es, alguien único y distinto.
Practicar una escucha activa, poner atención no sólo al mensaje, sino a los sentimientos y las emociones que nos transmite nuestra pareja. Sin juzgarlo y aceptando su visión de las cosas.
Tener la voluntad de conocer a tu pareja. Esto es un ejercicio que debe durar todo el tiempo que estemos con ella, toda la vida. La relación de pareja supone el crecimiento personal más importante de nuestras vidas.

Es fundamental el respeto por los sentimientos y las necesidades del otro. Nuestra pareja no es alguien creado para complementarnos, ni está a nuestro lado para cumplir con nuestras expectativas, las que nosotros creamos en nuestra mente idealizando a nuestra futura pareja. Se trata de una persona con sentimientos y necesidades propias, a la que demostraremos nuestro amor acompañándola, compartiendo nuestros destinos.

Además, hay que cuidar las formas al comunicarse. No hablar hasta que tu pareja haya terminado y escuchar con la máxima atención es fundamental para una buena comunicación. De igual manera, hay que evitar hablar cuando uno está enojado o dubitativo, intentando siempre centrarse en lo positivo. Si la conversación ha derivado en discusión hay que rebajar la tensión, evitar el enfrentamiento, admitir la parte de responsabilidad que se tenga y huir de la mentira. Hay que ser sincero y veraz. La verdad, en ocasiones duele, pero nunca hace daño.

Conflictos en la Adolescencia

La adolescencia es un periodo de transición entre la pubertad y la edad adulta. La pubertad está asociada con un crecimiento rápido, en el que se experimentan cambios físicos, hormonales y sexuales, marcando el inicio de la maduración sexual.

En esta etapa de la vida no solo se producen cambios a nivel físico, sino también a nivel emocional, social y de desarrollo intelectual. Por lo tanto es un tiempo de maduración psicológica y de comenzar a adoptar un comportamiento adulto.

No tiene que ser una etapa conflictiva o crítica y se va a caracterizar por la necesidad de adquirir nuevos recursos para adaptarse a todos estos cambios.

En ocasiones aparecen conflictos psicológicos como: dificultad para aceptar la propia imagen; problemas en el entorno familiar y en las relaciones personales; falta de orientación académica o profesional; inadaptación social; consumo de sustancias inapropiadas, etc.

En aquellos casos en que las familias solicitan una ayuda profesional, está deberá ir orientada a crear un clima de confianza, en el que poder acompañar al adolescente en todos esos cambios, ofreciéndoles orientación y asesoramiento, así como a sus familiares, para que puedan prevenir trastornos de frecuente aparición en la adolescencia.

Cómo Superar la Ansiedad

La ansiedad es la respuesta del organismo cuando el cerebro interpreta la existencia de un peligro. El cerebro envía síntomas al cuerpo para alertar de dicho peligro. Esto se produce como consecuencia de la dificultad para adaptarnos a ciertos cambios en nuestra vida.

De forma resumida podíamos definir-la como “una alteración en los sistemas de alerta de nuestro organismo”.

Cuando, como consecuencia de nuestra imaginación, el cerebro interpreta un peligro “irreal”, debido a pensamientos negativos repetitivos, un cambio brusco en la vida, situaciones de estrés o preocupaciones constantes, se producen excesivos síntomas durante periodos prolongados de tiempo, sin que exista un peligro “real”, causando miedo, angustia e inseguridad.

La ansiedad y la angustia están relacionadas con nuestro futuro, por lo que decimos que siempre es una “anticipación” a algo que no está sucediendo en el momento presente.

En este sentido, la Terapia Gestalt, ayuda a las personas que padecen ansiedad, centrándonos en el momento presente, en lo que sucede “aquí y ahora”, pues cualquier anticipación simplemente es una construcción mental, algo virtual, que no existe en este instante, pues aún no ha sucedido.

La ayuda de un profesional y los cuidados de salud física y mental, como reducir los niveles de estrés, practicar algún deporte, técnicas de respiración y de relajación, masajes relajantes y cualquier actividad que nos resulte gratificante y que requiera nuestra atención, pueden ser de gran ayuda para gestionar la ansiedad y superarla.

Próxima Promoción en Gestalt y Técnicas de Terapia asistidas con Caballos

Próxima Promoción en Terapia Gestalt y Técnicas de Terapia asistidas con Caballos.

El próximo día 26 de septiembre, dará comienzo el Curso Básico de esta nueva Promoción. Se trata de la única formación existente en Técnicas de Terapia Gestalt aplicada con Caballos. La modalidad de la formación es de un fin de semana al mes y consta de 600 horas, teórico-prácticas, con una duración de tres años.

El objetivo de esta formación, es capacitar a los asistentes para el ejercicio de la Terapia Gestalt y de la Especialidad asistida con Caballos, desarrollando un amplio conocimiento de uno mismo y de los demás. Facilitar los conocimientos teórico-prácticos sobre Terapia Gestalt, para poder aplicarla en gabinete y con caballos.

Es una formación basada en el aprendizaje significativo, es decir, eminentemente vivencial; sólo a través de la propia experiencia lo hallaré importante y relevante para mi propia vida, integrando recursos, habilidades y destrezas. Esta modalidad facilita ir interiorizando todo lo aprendido, a la vez que realizamos un profundo proceso de aprendizaje y desarrollo personal.

Impartida por profesionales de la Terapia Gestalt y por docentes en Terapia Gestalt aplicada con Caballos, acreditados y avalados por la AETH y por AEEF.

La formación se lleva a cabo en Studiogestalt y en nuestras instalaciones del Valle de Saderra (Plana de Vic), en plena naturaleza, a tan solo 80 km. de Barcelona.

Terapia Gestalt asistida con Caballos

La Terapia Gestalt asistida con Caballos, consiste en establecer una relación entre la persona y el caballo, en la cual el Terapeuta Gestalt, acompaña a su cliente en una serie de ejercicios que denominaremos “pie a tierra” (sin montar a lomos del caballo). 

Un punto a destacar, es el de utilizar caballos que se encuentran en libertad o semilibertad, para favorecer el entorno gestáltico, no siendo adecuado el trabajo en entornos de la equitación tradicional o con animales que vivan en establos o cuadras. 

En cuanto a los ejercicios “pie a tierra”, han sido diseñados combinando técnicas que provienen de la Doma Natural de Caballos y la Terapia Gestalt. Todos estos ejercicios se llevan a cabo en un entorno natural, es decir en plena naturaleza, lo que facilita conectar con las sensaciones, sentimientos y emociones, para que pueda aflorar un verdadero darme cuenta de mi realidad en el momento presente, en el “aquí y ahora”, sin interferencias de nada que me sea conocido o cotidiano.

Este nuevo método abre amplias posibilidades, creativas y novedosas, para la utilización de estos animales, cuyas cualidades y beneficios en el uso con fines terapéuticos han quedado demostradas a lo largo de la historia del hombre.

Próxima Formación:

Inicio del Curso Básico en Terapia Gestalt y Técnicas asistidas con Caballos, septiembre 2014. Abierta la inscripción . Grupos reducidos.