La adolescencia es una etapa en la vida en la que se producen diversos cambios, no solo físicos, sino también a nivel emocional, social y desarrollo intelectual.

No tiene que ser una etapa conflictiva o crítica y se va a caracterizar por la necesidad de adquirir nuevos recursos para adaptarse a todos estos cambios.

Como consecuencia, en ocasiones aparecen conflictos psicológicos como: dificultad para aceptar la propia imagen; problemas en el entorno familiar y con las relaciones personales; falta de orientación académica o profesional; inadaptación social o consumo de sustancia inapropiadas.

La Terapia Gestalt para adolescentes, consiste en crear un espacio, en el que, desde la confianza, poder acompañar en todos estos cambios,  ofreciéndoles orientación y asesoramiento, así como a sus familiares, para que puedan prevenir trastornos de frecuente aparición en esta etapa.